flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
1er Domingo de Adviento

Domingo, 2 de diciembre de 2018

Lucas 21:25-28, 34-36

Amigos, en el Evangelio de hoy, Jesús les dice a sus discípulos que estén atentos. Hoy es el comienzo del Adviento, el gran período litúrgico para vigilar, esperar y ver.

¿Qué podemos hacer durante esta temporada de vigilia? ¿Cuáles son algunas prácticas que podrían encarnar en nosotros la espiritualidad del Adviento?

Mi recomendación más vigorosa es la disciplina clásica católica de la adoración Eucarística. Pasar media hora o una hora en la presencia del Señor no para obtener o lograr mucho—en realidad no es para “llegar” a ninguna parte—sino que es una forma particularmente rica de espera espiritual.

Mientras estamos vigilantes ante el Santísimo Sacramento compartamos con Cristo algún problema o dilema que nos esté preocupado y luego digamos: “Señor, estoy esperando que resuelvas esto, que me muestres una salida, un camino a seguir. Estuve corriendo, planeando, preocupándome, pero ahora voy a dejar que Tú trabajes”. Luego, durante el Adviento, observa atentamente si hay señales.

Además, cuando oremos ante la Eucaristía, pidamos que nuestro deseo por las cosas de Dios se intensifique; permitamos que nuestros corazones y almas se expandan. Recemos, “Señor, prepárame para recibir los regalos que deseas darme”, o incluso, “Señor Jesús, sorpréndeme”.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?