flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
2do Viernes de Adviento – Memoria de San Juan de la Cruz

Viernes, 14 de diciembre de 2018

Mateo 11:16-19

Amigos, en el Evangelio de hoy los fariseos comparan los hábitos de alimentación de Juan el Bautista, que ayunaba, con los de Jesús, que cenaba con pecadores. En una sociedad cuidadosamente estratificada como era en tiempos de Jesús, una persona justa nunca se asociaría con injustos, por temor a volverse impura.

Pero aquí está Jesús, escandalizando a todos porque realmente rompe estas barreras. ¿Cómo te sentirías si me vieras socializando con prostitutas y narcotraficantes, comiendo y bebiendo con terroristas? ¿Te sorprendería, te consternaría, te decepcionaría? Sin embargo, esto es lo que hizo Jesús, precisamente porque era la Encarnación del Dios que busca vigorosamente a los perdidos.

Dios nos busca, viene con rapidez detrás de nosotros, nunca nos suelta, nunca cede, nunca se da por vencido. Mientras más corremos, Él corre más; cuanto más nos escondemos, más nos busca; cuanto más nos resistimos, más persiste. Dios ama a los pecadores y se asocia con ellos.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?