flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
3er Martes de Adviento

Martes, 18 de diciembre de 2018

Mateo 1:18-25

Amigos, el Evangelio de hoy se centra en la intrigante figura de José. Él es uno de los santos más queridos, que aparece en innumerables obras de arte y está presente en la vida devocional de muchas personas.

No sabemos casi nada sobre él, sin embargo, en los relatos sobre José aparecen temas espirituales muy poderosos. Se había comprometido con María y esta unión había sido bendecida por Dios. Y luego descubre que su prometida está embarazada.

Esto debe haber sido una torbellino emocional para él. Y, a un nivel más profundo, representa una crisis espiritual. ¿Qué quiere Dios que haga? Entonces el ángel se le aparece en un sueño y le dice: “José, hijo de David, no temas llevar a María, tu esposa, a tu casa”. Se da cuenta en ese momento que estos acontecimientos desconcertantes son parte de un plan mucho mayor de Dios. Lo que parece ser un desastre desde su propia perspectiva es muy significativo desde la perspectiva de Dios.

José estaba dispuesto a cooperar con el plan divino, aunque de ninguna manera conocía su extensión ni su propósito más profundo. Como María en la Anunciación, él confió y se dejó guiar.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?