flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
3er Viernes de Adviento

Viernes, 22 de Diciembre, 2017

Lucas 1:46-56

Amigos, el Evangelio de hoy explica la importancia del fiat de María. Por mucho, la figura más importante del Adviento es María de Nazaret, la Madre de Dios, pues María resume en su persona a todo el pueblo de Israel, aquella nación cuyo único propósito era preparar la llegada del Señor. Ante el mal, la injusticia, la estupidez y el pecado que estaban estropeando su hermosa creación, Dios se escogió un pueblo y decidió formarlo de acuerdo a su corazón para que fueran un vehículo de su presencia para el mundo. De este pueblo surgiría, como una especie de retoño, el Mesías.

Así, María recapitula la historia de Israel, la historia de la redención. Podemos, por así decirlo, leer todo el Antiguo Testamento en ella. Como el verdadero Israel, ella sabe qué hacer y lo hace con entusiasmo. No pierde el tiempo, no se echa para atrás, no se demora ni se queja: ella entra en acción y se pone en marcha. Se dirige a las cumbres, que es exactamente donde Dios siempre había llamado a Israel, para poder así ser luz para las naciones.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?