flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
1er Martes de Adviento

Martes, 5 de Diciembre, 2017

Lucas 10:21-24

Amigos, en el Evangelio de hoy encontramos a Jesús manteniendo una conversación íntima con su Padre. Este pasaje nos invita a adentrarnos en misterios muy profundos. Jesús se dirige a su Padre y de esta forma nos revela su identidad más profunda al interior de la Santísima Trinidad. Jesús dice, “Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a los sabios y prudentes y las has revelado a los pequeños.”

Es importante recordar que lo que tenemos ante nosotros no es simplemente a un hombre bueno dirigiéndose a Dios, sino que se trata del propio Hijo de Dios dirigiéndose a su Padre. Se nos está invitando a formar parte de la vida interna de Dios, a participar de esta conversación entre las dos primeras personas de la Santísima Trinidad.

Pero, ¿qué son estas cosas que han sido ocultadas a los sabios y prudentes, y que han sido reveladas a los pequeños? Se trata ni más ni menos del misterio de la relación entre Jesús y su Padre, el amor que existe entre el Padre y el Hijo, la vida interna de Dios. Esto es lo que Dios deseaba darnos desde el principio.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?