flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
1er Miércoles de Adviento

Miércoles, 5 de diciembre de 2018

Mateo 15:29-37

Amigos, nuestro Evangelio de hoy habla sobre aquellas cuatro mil personas que fueron alimentadas. Jesús instruye a la multitud a sentarse en el suelo. Tomando los siete panes y algunos pescados, prepara una comida que satisface a la enorme muchedumbre. Están hambrientos, cansados ​​y desgastados por sus esfuerzos, y Jesús les da el sustento del día.

Para Tomás de Aquino, la gran metáfora de la Eucaristía es sustento, el alimento para el viaje. La Eucaristía es comida diaria, sustento para el viaje, alimento para pasar de día a día. ¿Cuán efectivos seríamos si nunca comiéramos, o si comiéramos solo en ocasiones especiales o en un ambiente festivo? No muy efectivos. Entonces, lo mismo en la vida espiritual, debemos comer y beber o no tendremos fuerza.

¿Esto solo se entiende de alguna manera vagamente simbólica? No, más bien de una manera claramente analógica. Porque así como el cuerpo necesita alimento físico, el espíritu necesita alimento espiritual, y no hay forma de evitar esta regla.

A veces creemos que no es gran cosa mantenernos alejados de la Misa y abstenernos de recibir la Comunión. ¡Pensémoslo otra vez!


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?