flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
1er Sábado de Adviento – Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María

Sábado, 8 de diciembre de 2018

Lucas 1:26-38

Amigos, hoy celebramos la fiesta de la Inmaculada Concepción. Los Padres de la Iglesia constantemente se refirieron a María como la Nueva Eva, es decir, quien revirtió el impulso iniciado por la madre de la raza humana. El Ave del ángel fue considerado como una reversión de Eva. Mientras Eva se aferraba a la divinidad, María dijo: “¡Que se cumpla en mí lo que has dicho!”

Esta es la paradoja liberadora: la pasividad ante valores objetivos es precisamente lo que hace que la vida sea maravillosa. Permitir ser invadido y reorganizado por un valor objetivo es lo que hace que valga la pena vivir. Y esto se aplica de modo insuperable a nuestra relación con Dios. El mensaje de que tu vida no es acerca de ti destroza el ser falso que quiere doblegar el mundo entero para lograr sus propósitos, pero libera al verdadero yo, al verdadero ser.

La Inmaculada Concepción está oculta en la privacidad de la historia de la salvación, pero los efectos de ella se despliegan claramente en este Evangelio. En la presencia del valor supremo, debemos decir, junto con María: “¡Que se cumpla en mí lo que has dicho!”


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?